Archivo de la categoría: Liderazgo

Porqué nos cuesta tanto cambiar

El cambio es uno de los temas clave en cualquier empresa, como hemos hablado en otros post (1), (2),(3), la gestión del cambio es crucial en estos tiempos. O lo normalizamos, o cada vez que su empresa quiera emprender un cambio se va a encontrar con muchísima resistencia, pero ¿Porqué nos cuesta tanto cambiar a las personas?

La respuesta es bien sencilla, cambiar es incómodo. Cambiar nos obliga a salir de la zona de comodidad en la que vivimos, y por lo tanto a establecernos temporalmente en una zona de incertidumbre a la que no estamos acostumbrados. El éxito de una persona para efectuar un cambio dependerá de su éxito en sostener la incertidumbre y la ansiedad que provoca no saber lo que será lo siguiente.

No todo el problema reside en la incomodidad que a uno/a mismo/a lo provoca cambiar, ya que cuando tú cambias, también estás forzando a que algo a tu alrededor cambie, generalmente las personas con las que te relacionas.

“Ya que tú y yo formamos parte de un sistema, si uno cambia obliga al otro a hacer un movimiento de cambio en alguna dirección”

Por lo que, el sistema al que perteneces, generalmente se va a sentir muy incómodo cada vez que quieras hacer un cambio, y te lo recordarán en forma de mensajes subliminales, más o menos directos, depende de la confianza que exista.

gestion del cambio

Ahora que sabes que el cambio es incómodo, ¿qué puedes hacer?

-Ve poco a poco, piensa que nadie cambió de la noche a la mañana, se trata de hacer pequeños cambios sostenidos.

Normaliza el cambio. Empieza a verlo como algo natural y normal, es de las pocas cosas que vas a tener durante toda tu vida.

-El cambio en un equipo es más difícil que en un individuo, por lo tanto, ten paciencia.

Crea un plan de cambio y mantente fiel al mismo.

Keep walking

Últimos libros que he leído

Como sabes, me gusta incluir en este blog algunos de los últimos libros que leído sobre management, liderazgo u otros temas interesantes. En algunas entradas he hablado sobre las mejores biografías, o los libros que más me han aportado en un año en particular.

Repasando mi lista de lectura de los últimos meses, veo algunos que han merecido y mucho la pena, ahí van:

-Deja de ser tú. De Joe Dispenza, uno de los autores del famoso documental ¿Y tú que sabes?. Dispenza nos habla de la capacidad que tenemos para crear y construir gracias al cambio de actitudes y pensamientos, utilizando la meditación como vía.

-La Quinta Disciplina en la práctica. de Peter Senge. Un manual muy completo para construir la organización abierta al aprendizaje. Después del clásico en management “La quinta disciplina”, en este libro Senge profundiza en herramientas y métodos.

-Martes con mi viejo profesor. de Mitch Albom (aunque el libro que aparece en mi foto es su versión en inglés). Es la tercera vez que lo leo y cada vez me sorprende. Mitch nos habla de una historia real, llena de sentido, amor y pasión por la vida, un libro apto para todos y que gusta a los millones de lectores que lo han leído.

-La paleta del pintor. Mensajes Gestálticos. De Claudio Casas. Me ha sorprendido la forma clara y directa de escribir de Claudio, textos cortos con sentido y un mensaje profundo para el lector.

-Dirigir espiritualmente. Anselm Grün y Friedrich Assländer. En este caso la mirada del monje benedictino Anselm Grün nos ayuda a ver hacer un parelelismo entre la empresa y la vida espiritual que siguen los monjes benedictinos con la Regla de San Benito como hilo conductor.

libros liderazgo

Si te ha gustado este post, será un placer saber que lo has compartido o comentado.

Keep walking

El Jardinero en la empresa. El líder coach

Hace ya cuatro años que se publicaba “El Jardinero en la empresa” el libro en el que hablo de El Directivo Coach, una figura ampliamente necesitada en las empresas. Es cierto que el mundo y el conocimiento del coaching está creciendo mucho en los últimos años, pero muchas empresas siguen sin comprender el rol del líder-coach con su equipo y aunque sí hablan de ello y quieren potenciar el talento.

“Muchas intenciones se quedan más en palabras que en acciones reales en lo referente a desarrollo de personas”

El coaching ha sido catalogado como uno de los estilos más potentes de dirección de personas, pues invoca a la motivación intrínseca de las mismas, compromete y fomenta el desarrollo.

“Cuando un directivo aprende a utilizar este estilo cambia su visión sobre el equipo y también mejoran sus resultados”

Desde su publicación en 2009, son muchas las empresas con las que he trabajado para desarrollar el estilo del líder coach, desde multinacionales como Cambridge University Press a grandes empresas nacionales como Dentaid y otras con gran proyección nacional e internacional. Empresas que se han comprometido realmente con potenciar a las personas que forman parte de ellas, para lo cual han descubierto en el coaching una herramienta muy valiosa.

En el siguiente video explico en qué consiste el libro y cómo puede ayudar a una empresa adoptar este modelo.

César Piqueras

Puedes comprar el libro en papel o ebook en la mayoría de librerías de España y Latinoamérica o a través de internet en la mayoría de portales de compra de libros.

Te invito a comentar este post si te ha gustado, estaré encantado de contestar a tus comentarios.

Keep walking

Me ha costado toda una vida. Rafael Álvarez “El Brujo”

No cabe duda que que ser expertos en algo nos hace únicos, de que dominar algún arte o disciplina garantiza nuestro éxito profesional. Hace unas semanas tuve el placer de conocer y reunirme con Rafael Álvarez “El Brujo”, el conocido actor de teatro, cuyas obras interpreta en solitario. Creador de obras como “El evangelio según San Juan”, “Mujeres de Shakespeare”, “El contrabajo” y muchas otras. He seguido su trabajo desde hace casi 15 años y cada una de sus obras me sorprendido. La última pregunta de nuestra reunión era en relación a su última obra “Cómico” .En su respuesta añadió algo que me llamó la atención: “Me ha costado toda una vida aprender lo que se puede ver en esta obra”.

rafael alvarez el brujo

Cuando uno ve en el escenario a El Brujo, descubre que domina el arte de la palabra, la improvisación, la puesta en escena y la conexión con el público. Se encuentra ante alguien que domina lo que hace, y por tanto tiene el don de la sabiduría en ese arte.

Me hizo reflexionar sobre nuestro día a día profesional, cuando queremos resultados demasiado rápidos, cuando esperamos con urgencia que nuestros esfuerzos se recompensen de una u otra forma. Cuántas veces pasamos por alto, que en ocasiones “nos cuesta toda una vida” dominar algo, ser referentes o conseguir aquello que profesionalmente anhelamos.

Nunca he creído en las recompensas rápidas, de hecho trato en lo posible de alejarme de ellas. Creo que nuestro éxito profesional lo tenemos que ver como una carrera de fondo, en la que vamos caminando a buen ritmo, con paso certero, pero sin pensar en la llegada, ni tan sólo en la recompensa, sino en el premio que ya estamos recibiendo: poder participar en la carrera y disfrutar de ella (lo que a veces se nos olvida)

Es entonces, cuando a lo mejor, y mirando ya desde la lejanía a tus pasos recorridos, puedas repetir las palabras de Rafael “Me ha costado toda una vida”. Mientras tanto, sigue caminando.

Keep walking

 

Falta de entendimiento. El trabajo en equipo

Coincidirás conmigo en que una de las habilidades clave para el trabajo en equipo es que haya suficiente entendimiento entre las personas. A medida que pasan los años, uno se da cuenta,  de que uno de nuestros mayores males como sociedad es la falta de entendimiento, existe en todas las esferas (política, empresarial, social, familiar) y en todos los círculos. Muéstrame donde hay un grupo de personas trabajando juntas y te mostraré dónde existe falta de entendimiento. Lo que es cierto es que hay equipos en los que hay mayor entendimiento y en otros menos, y la satisfacción y compromiso de sus miembros depende en buena medida de ese entendimiento.

trabajo en equipo

Hablamos de la empatía como habilidad para ponerse en el lugar del otro, pero la empatía es una palabra que conocemos mucho y que ponemos en práctica poco. En realidad nos cuesta ponernos en el lugar del otro, porque tenemos miedo a que sus palabras nos convenzan de alguna forma, a ser diferentes después de haberlo escuchado. En este momento es cuando empiezan en los equipos a aparecer comportamientos tóxicos, y el principal de ellos ponernos a la defensiva, a este le siguen la indiferencia, pasividad y victimismo.

Escuchar a otros, incluso comprenderles, no quiere decir que les demos la razón. Esta es nuestra principal confusión. Repito

“Escuchar a otros, incluso comprenderles no quiere decir que les demos la razón”

El entendimiento es la única vía que encuentro hacia los resultados en un equipo, el resto ya lo conoces, conflictos, malos rollos, y un rendimiento mediocre fruto de la falta de compromiso de los miembros con el equipo.

Es para tomárselo en serio, ya lo decía Gandhi “Tres cuartas partes de nuestros problemas se solucionarían si nos pusiéramos en el lugar de los demás”

Keep walking.

Las cosas nos van bien… el exceso de confianza

Muchas veces escuchamos este tipo de comentarios en una empresa. Tengo que confesar que siempre que escucho “Las cosas nos van bien”, no dejo de sentir algo de incertidumbre y cierto temor. No porque no me alegre que de que a una empresa las cosas le vayan bien, sino porque no es un indicador válido de que las cosas le irán bien mañana.

Son muchas las razones por las que a una empresa las cosas le pueden ir bien, pero el mejor indicador que conozco no es que las cosas te vayan bien hoy, sino que la empresa se esté preparando hoy para lo que vendrá mañana, que esté mejorando hoy para que en un tiempo las cosas le vayan bien. A veces creemos que porque nuestra cuenta de resultados esté sonriente, y el negocio esté asegurado durante un par de años, en el futuro todo nos irá bien. Creo que ése es el momento más peligroso para una empresa, en el momento en el que las personas se acomodan y se deja de poner tanto esfuerzo en algo.

Si has visto algún partido de tenis de alta competición, o has jugado tú mismo, te habrás dado cuenta de que además de la técnica y la forma de jugar, cuando el nivel entre dos jugadores es parecido, lo único que te hace ganar es un plus psicológico, así lo reconocen tenistas como Rafa Nadal y muchos otros. Perdemos el plus psicológico cuando nos acomodamos, cuando nos creemos que porque nuestro marcador tenga ventaja ganaremos el partido. En la empresa nos ocurre exactamente lo mismo. Algunos consejos que te puedo dar son:

rafa nadal

Implanta la mejora continua como algo natural en la organización, no excepcional.

Aprender constantemente cosas nuevas, formaros, reinventaros aunque no parezca necesario hacerlo.

-Podéis disfrutar de la victoria, pero a la mañana siguiente a seguir trabajando tan duro como siempre.

Permanecer siendo humildes, la arrogancia mata a las empresas.

Keep walking

No te adaptes al cambio

Cómo hemos comentado otras veces, el cambio está presente en nuestra vida profesional las 24 horas, la gestión del cambio se ha convertido en un tema crucial para los equipos y empresas, y la mayoría de empresas buscan directivos capaces de gestionar el cambio.

La adaptación al cambio tiene demasiada buena fama, pero no me acaba gustando. Prefiero la anticipación al cambio. Si eres de los que se adapta al cambio tienes un problema, el cambio se te ha echado encima. No está mal que todos cultivemos habilidades para la adaptación al cambio, nos lo confirmaría el mismo Darwin, pero de nada nos sirven cuando el cambio ha sido muy drástico y puede poner en peligro nuestra supervivencia como empresas.

¿Cómo se va a adaptar al cambio una empresa con un fuerte endeudamiento en el 2008 a la que se le reducen las ventas un 80% en los dos siguientes años? Complicado. Mejor hubiera sido anticiparse al cambio, esto le habría dado ventaja para tomar decisiones acertadas para cuando el cambio se produjera.

gestion del cambio

Así que es momento de desterrar esta moda de “adaptarse al cambio”. No te adaptes al cambio, es pan para hoy y hambre para mañana y puedes morir en el intento. Si quieres hacerlo bien: Anticípate al cambio.

Por este motivo, en los procesos de seleccion de directivos para una empresa, buscamos visión estratégica, sensibilidad hacia los cambios que ocurren en el entorno y otras habilidades relacionadas con su capacidad de anticiparse, cambiar de rumbo y navegar hacia nuevos territorios.

Keep walking

Del capitalismo al humanismo

Este artículo no es ninguna conspiracíon socialista, sino más bien reflexiones sobre la forma de dirigir nuestra sociedad, y por tanto nuestras empresas. A veces pienso que hemos errado el tiro, subirnos tan de golpe a una sociedad altamente capitalista tiene un precio, y cuando uno mira hacia lo que nos dejamos atrás no puede sentir sino tristeza. En mi último libro “La empresa que quería salvarse y no sabía cómo” hablo de los nuevos paradigmas empresariales, uno de ellos es la cooperación. Un paradigma opuesto a la competición, que tanto nos gusta en las empresas.

En un momento del libro, el Padre Augusto les dice a los protagonistas “Ningún árbol es tan estúpido para que sus ramas se peleen entre sí”… Pues yo creo que nuestras ramas están siempre en constante discordia. Quizá a nivel de empresa lo hacemos bastante bien, tratamos de mantener un buen clima dentro de nuestras organizaciones (aunque tampoco suele ser así), pero una vez que uno mira al exterior ve demasiada lucha y agresividad… de esta forma compiten entre sí los Estados… Oriente contra Occidente… Norte contra Sur… Alemania vs España… es decir solemos mirar al mundo en términos de ganadores y perdedores… pero ¿No formamos parte del mismo árbol?… entonces ¿Para qué competir tanto?...

A veces pienso que si los extraterrestres nos pudieran ver se extrañarían de nuestro comportamiento: Somos el único planeta que alberga vida en muchos millones de años luz a la redonda, y sin embargo nuestro mayor problema reside en competir con el otro, en hacerlo pequeño para que yo me haga grande… Uf… a veces me dan ganas de cambiarme de planeta.

ramas arbol

¿Y si creamos una economía basada en otros principios?. Si a nuestra sociedad la llamamos capitalista, estamos diciendo que aquí lo único importante es el dinero. Siendo así, no me extraña que hayamos errado el tiro. Pero ¿y si cambiamos a una sociedad humanista? en la que lo importante sea lo humano, el valor central, el eje ¿Cómo sería vivir así?

Existe un movimiento llamado la Economía del bien común, desarrollado por el economista austriaco Christian Felber  que también te invito a conocer. La palabra competitividad esconde algo que no es del todo ético, para que a mi me vaya bien, a ti te debe de ir mal, tú y yo competimos. Hemos creado un mundo de ganadores y perdedores, y siendo así, no podemos sino además, de estar en constante lucha, dejarnos a muchas empresas, personas por el camino… e incluso al planeta en que vivimos.

La competitividad existe por el miedo, el miedo a no tener nos obliga a competir entre nosotros, y de ahí viene la codicia, que no es sino una consecuencia de una mente empobrecida. La clave aquí es pensar en términos de que hay para todos, dejar el miedo para otro día, confiar.

Y en este momento es cuándo el lector dirá: perfecto, quiero confiar, tú primero. Sin darse cuenta de que cuando uno confía corre el riesgo de que los demás se aprovechen de él, pero también tiene la posibilidad de cambiar el mundo. A mi me parece una buena razón por la que vivir ¿te apuntas?

Keep walking

Gracias, Thank you, Merci, Arigato

Pocas veces pensamos en el efecto que el agradecimiento tiene en nuestras vidas, sin embargo, su poder es mucho más profundo de lo que puedes imaginar. Varios estudios han demostrado que mediante el agradecimiento no sólo conseguimos mejores resultados, sino que además mejoramos nuestra salud.

El hecho de dar gracias por algo (y hacerlo sinceramente), mejora notablemente nuestra salud, mejorando nuestro ritmo cardiaco (HRV Heart Rate Variability), entre otros factores. Cuando mostramos agradecimiento, nuestro corazón muestra menos “arritmia”, entra en un estado de coherencia muy beneficioso para nuestras defensas, exactamente las inmunoglobinas tipo A, nuestra primera línea de defensa en el organismo.  Por supuesto, no sólo se trata de agradecer, sino de sentirse agradecido.

agradecimiento

Pero no sólo eso, las personas agradecidas tienden a tener mejores resultados que las que no acostumbran a agradecer. Está demostrado que si das las gracias, tendrás el doble de posibilidades de conseguir algo la próxima vez que si no las das. Haz la prueba. En un estudio de Francesca Gino, profesora asociada de Harvard, se envió a un grupo de estudiantes un cuestionario para que lo realizasen dando su opinión sobre algo. Posteriormente se dividió el grupo en dos. A una parte del grupo se le pidió que volvieran a hacer otro cuestionario. Mientras que al otro subgrupo se le agradeció el hecho de haber hecho el anterior cuestionario y se le pidió si podían hacer uno de nuevo.

Los resultados fueron asombrosos, de todas las personas a las que se les había pedido el nuevo favor y lo habían cumplido, prácticamente dos tercios pertenecían al grupo al que se le había mostrado agradecimiento por hacerlo la primera vez. Agradecer duplicó los resultados obtenidos.

Siendo así, tiene mucho sentido aquello de “es de bien nacido, ser agradecido”

¡Muchas gracias por leerme!

Keep walking

5 Grandes libros sobre management

Son muchos los libros sobre management que hay actualmente en el mercado. Sin embargo, en ocasiones veo muy útil conocer las raíces o los más relevante sobre un tema en concreto. Cada cierto tiempo me gusta recomendar la bibliografía de la que más he aprendido. Por este motivo, aprovecho para hablarte de los big five, o cinco libros que tienes que leer en algún momento de tu vida.

recomendados cesar piqueras

-ESTRATEGIA. La quinta disciplina. De Peter Senge. Nos habla de las organizaciones inteligentes, abiertas al aprendizaje y capaces de descubrir oportunidades. Es un libro profundo, pero lleno de conocimiento, que ha servido como base a muchos directivos, empresas y autores para continuar en la línea que propone Senge.

-ESTRATEGIA. La empresa viviente. De Arie de Geus. En este libro nos habla de las empresas más longevas, de sus factores comunes y de la empresa como un ser vivo que se relaciona con su entorno y consigo mismo con el objetivo de perdurar. De fácil lectura y ameno.

-EQUIPOS. Las cinco disfunciones de un equipo. De Patrick Lencioni. Se trata de un libro clarificador, breve y sencillo de leer y entender. Establece las cinco disfunciones de los equipos, comenzando por la ausencia de confianza. Factor clave para el desempeño de un equipo.

-LIDERAZGO. El Líder Resonante. De Boyatzis, Goleman y Mckee. Nos hablan de los factores comunes de los líderes resonantes, de aquellos que sacan lo mejor de sus equipos y suben el nivel de competencia de las personas con las que trabajan. Es un libro que habla de liderazgo emocionalmente inteligente, está lleno de ejemplos y datos útiles.

-HABILIDADES DIRECTIVAS. Cómo ganar amigos e influir en las personas. Dale Carnegie. Un clásico en gestión, en su 62º Edición, está lleno de ideas, casos, anécdotas y consejos prácticos para dominar habilidades directivas necesarias para cualquier persona. Todas sus frases tienen un gran sentido (yo tengo subrayado hasta el prólogo!). Es un libro ideal para vendedores, para aquellas personas que dedicándose a la venta, necesitan establecer buenas relaciones y mejorar día a día la fidelidad de sus clientes.