Archivo del sitio

Porqué tienes una mente muy creativa

Tú tienes una mente altamente creativa, todos la tenemos, si todavía no lo has descubierto es porque no te has parado a percibir cuan creativo/a eres. Muchas personas se quejan de aquello del síndrome de la página en blanco, de la falta de inspiración, les gustaría tener más ideas cada vez que se ponen a pensar en cómo mejorar sus productos y servicios, a escribir un post, a tuitear o a hacer cualquier actividad que necesite creatividad

La creatividad la llevamos todos de casa, sólo que algunos la entrenamos y otros no. Picasso dijo aquello de “Si viene la inspiración que me pille trabajando”, y tenía toda la razón, a la inspiración hay que educarla para que llegue en el momento preciso y para que nos desborde de ideas, proyectos y nuevos retos.

creatividad

Cómo decía al principio, tú tienes una mente creativa, lo que ocurre es que a veces a tu creatividad no la dejas salir. El estrés y la tensión que en muchas ocasiones sentimos, el miedo y la incertidumbre no son buenos amigos de la creatividad, pues la mantienen oculta y bloqueada. Por este motivo somos más creativos cuando hacemos algo que nos relaja, nos duchamos, cuando hacemos un viaje en coche o cuando nos tomamos una tarde libre, porque la tensión es menor, y las ideas empiezan a brotar.

Querer que haya mucha innovación y creatividad en una empresa en la que se respira mucha tensión es tan efectivo como querer vender calefactores en el desierto. La creatividad está, existe en todas las personas de tu equipo, pero el estrés y la creatividad nunca fueron buenos amigos.

Sin embargo son necesarios los opuestos, y el estrés también nos hace falta, quizá lo que tengamos que hacer sea dejar un poco más de hueco a la creatividad, generar espacios para la creatividad, en los que las buenas ideas sean las protagonistas.

Keep walking

Innovación comercial ¿Qué es eso?

Todas las empresas necesitan reinventarse cada cierto tiempo. Incluso algunos dirían que constantemente. Si algo ha cambiado en los últimos años, ha sido que la estabilidad en las empresas ha dejado de existir. Por este motivo la innovación comercial puede ser una de las claves para vender más y mejor. Hay una frase dolorosa, pero bajo mi punto de vista bastante cierta “Si algo funciona cambialó”…

No quiere decir que dejemos de hacerlo, pero sí que vayamos pensando en cómo hacerlo distinto, porque es muy probable que en un breve periodo de tiempo, ese producto ya no atraiga con la misma intensidad a tus clientes. Seth Godin en La Vaca Purpura, nos habla precisamente de esto, de innovación comercial y de como ser capaces de mejorar nuestras ventas en base a crear productos atractivos que se vendan mediante el clásico boca a oreja.

Pero ¿Cómo innovar?… la palabra innovación comercial suena muy bien, pero llevarla a la práctica puede ser algo más compleja. Sin embargo, como con otras tantas cosas en la vida, se trata de empezar a poner en práctica algunos principios básicos. En México había un restaurante italiano, que no sólo hacía unas pizzas y unos Ravioli exquisitos, sino que además, mientras que la gente comía podía practicar clases de italiano. Habían monitores en el restaurante con explicaciones de las palabras más habituales, los camareros aprovechaban para enseñar alguna que otra frase a los comensales…

innovacion comercial

El otro día tuve el placer de compartir de nuevo un Open Seminar con Pablo Ramiro, un gran profesional del Grupo Gandía Blasco. Como siempre que nos vemos, volvímos a recordar los comienzos de esta marca que genera tendencias a nivel internacional en el diseño de espacios y muebles de exterior y que está presente en 85 países. Gandía Blasco no había sido siempre una empresa que fabricara y comercializara mueble de exterior, de hecho era una empresa textil ¿Cómo apareció la innovación?. En palabras de José Antonio Gandíaen el 95,me compré una parcela en Ibiza porque me enamoré de la isla. Cuando acabamos la casa pensamos en amueblarla.No había nada que nos gustara para el exterior y entonces pensamos crear los muebles en la fábrica nosotros mismos, el arquitecto Ramón Esteve y yo, buscar un apartado en la empresa para dar respuesta a esta necesidad. Algo totalmente diferente a lo que habíamos hecho…

Podemos innovar de mil formas distintas, todo es mejorable. Richard Branson, presidente del grupo Virgin, acaba de innovar creando un un servicio que permitirá a los pasajeros de sus aviones invitar a consumiciones a cualquier persona de la cabina para, después, entablar una conversación vía chat. Enric Bernat, el fundador de Chupa Chups tuvo una gran idea al pensar que si le ponía un palo a un caramelo, sería más cómodo de comer…

Sólo hay una forma de innovar, cambiando lo que ya haces para hacerlo mejor, diferente o más económico. Quizá sea esta una de las claves para que muchas empresas puedan salvarse y empezar a despegar de nuevo.

Hablando de salvarse. Mi quinto libro “La Empresa que quería Salvarse (y no sabía como)”, estará disponible a finales del mes de Junio en las librerías, publicado por Actualia Editorial. Como este año se han acumulado las publicaciones de tres de mis libros, iremos haciendo presentaciones en breve. La más reciente la semana que viene, presentamos “365 Técnicas Comerciales” en Valencia. Puedes apuntarte en el link AQUI.

Seguimos caminando, keep walking.

 

 

Cambia de perspectiva

“No podemos solucionar problemas usando el mismo razonamiento que usamos cuando los creamos” Albert Einstein

Música: Todo Cambia. Celtas cortos

El día a día en nuestras organizaciones nos pide grandes dosis de creatividad, innovación y nuevas ideas, haciéndose necesaria la adquisición de habilidades para la solución de problemas que anclan e impiden el avance hacia los objetivos y visión de la empresa. Conozco muchas organizaciones que tienen un gran potencial humano trabajando en ellas, definen claramente su misión y objetivos y ponen en práctica estrategias para conseguirlos. Sin embargo, muchas veces estas organizaciones parecen ancladas, se encuentran en una situación en la que no avanzan y entran en etapas de angustia y malestar, en las que la desilusión empieza a ser visible.

¿Cómo sería adoptar un cambio de perspectiva?, como dice la frase de Einstein, no podemos solucionar el problema usando el mismo razonamiento que lo creó. Me parece muy difícil buscar la solución a un problema desde el razonamiento lógico, es decir de “sentarme a pensar en su solución”, te propongo diferentes estrategias:

Cambia de lugar: aprovecha para dar un paseo, tomar un café en un lugar que te inspire, si tienes cerca un parque, acércate y da un paseo. No sólo estás trabajando cuando estás en la oficina, los mejores líderes dedican una buena parte de su tiempo a encontrar soluciones cambiando de perspectiva. Tengo la suerte de tener una piscina cerca de la oficina, esta podría ser mi segunda oficina, la mayoría de mis ideas se han generado allí, a veces he echado en falta una libreta waterproof!

Invita a más personas a aportar soluciones: Hay muchas personas que te pueden ayudar a generar ideas y posibilidades, aquellos que formen parte de tu equipo y que te puedan dar una visión sincera. Cuando no tengas este equipo directo, cualquier perspectiva de otra persona te puede ayudar. También te invito a pensar en como solucionaría el problema esa persona o personas a las que admiras bien sean actores o actrices de cine, personajes de ficción, familiares u otros, …cambia de perspectiva.

Utiliza dinámicas grupales: Existen muchas alternativas, De Bono propone la idea de los seis sombreros, modelo Disney… cualquier idea que saque al equipo de su lugar habitual es buena. Convoca la reunión en otro lugar, ¿en la playa?,

Por último recuerda que lo más importante no es lo que hagas sino que hagas algo, no quieras solucionarlas cosas de forma perfecta, adoptar un cambio de perspectiva es a veces el desencadenante de una futura solución, justo lo que necesitas. Haz algo diferente hoy

¿ideation or execution? o el artesano y el mago

Hace tiempo que vengo dándole vueltas a este tema, el de las ideas o el de la ejecución, dos procesos totalmente distintos que son necesarios llevar a cabo por la mayoría de profesionales. Las ideas sin ejecución de las mismas no son nada, la ejecución de una idea mediocre, desmotiva, desmoraliza y hace que el resultado sea desastroso.

El otro día hablando con un amigo me dijo “tú eres muy tierra y además bastante aire, a mí me pasa que soy muy aire”, la verdad es que no estoy demasiado enterado de como los cuatro elementos, se relacionan con la personalidad. Según deduje en aquel momento, ser tierra lo relaciono con la labor del artesano, con la ejecución de algo concreto.

El trabajo del artesano es constante, a veces repetitivo, concreto y siguiendo una rutina de ejecución para que se pueda llevar a cabo.

Ser aire está más relacionado con la capacidad de fluir, como lo hace el aire por todos los lugares, desde la tierra al cielo, a diferentes velocidades e intensidades. Podríamos decir que en el aire están las ideas que todavía no se han llevado a cabo, estaría relacionado con la labor del mago.

El mago simboliza a puesta en escena de la parte creativa de nosotros mismos, soñadora, innovadora y idealista, a veces utópica por que no. Un mago no necesita de la concreción del artesano, de la rutina, de la exactitud, un mago se mueve en el terreno de las pasiones, de la magia y del mundo fantástico

Se puede observar, por tanto, que mientras que el artesano trabaja principalmente con el hemisferio izquierdo del cerebro (racional, lineal, rutinario, lógico), el mago lo hace con el hemisferio derecho (emocional, pasional, creativo, idealista, no-lineal), de forma que nuestra creatividad y productividad personal, está ligada a estos dos símbolos, mago y artesano, o como mi amigo decía “tierra y aire”.

¿Y tú? ¿eres mago o artesano? ¿o ambas cosas?… lo cierto es que cada persona se desenvolverá mejor en uno u otro terreno, pero si he comprobado que aquellas personas que no sólo tienen buenas ideas, sino que además las saben llevar a cabo son las que acaban teniendo mayor productividad y éxito personal. En un mercado laboral que nos requiere ser multitarea, y trabajando en equipos multidisciplinares, no cabe duda de hay que cultivar tanto al humilde artesano como al fantástico mago dentro de nosotros.

Hay muchas formas de desarrollar a cada uno de estos personajes, a veces uno piensa que el entorno de trabajo es el más adecuado para ambos, pero la mayoría de veces no es así, ni permite al mago crear, ni al artesano trabajar.¿Dónde puede crear el mago? En lugares inspiradores, en los que el tiempo no sea un problema y en los que pueda retirarse a estar consigo mismo. Cada vez que empiezo un libro paso un día en una ciudad distinta, de forma que me paseo por sus calles, visito sus bares y me imbuyo del olor y la personalidad del lugar, luego me siento en la terraza de una cafetería y el mago empieza a crear, en un par de horas se crea el boceto en una página de lo que será en menos de un año un libro en las librerías.

¿Dónde produce el artesano? El artesano se maneja mejor en la rutina, lo cotidiano. Mi forma de escribir es así, una rutina diaria, bien sea de 8 a 14h entre semana o todo el día, pero llevando la misma rutina. El lugar, un monasterio en el que poder disfrutar del silencio y la paz, un despacho tranquilo, casa de campo, etc… siempre con concreción, exactitud, objetivos diarios, método. Si no fuera por el artesano no habría llevado a cabo casi ningún proyecto profesional en mi vida, y si no fuera por el mago estos proyectos no se me hubieran ocurrido.

¿Qué ocurre en nuestro día a día laboral? Sencillamente, que no permite que estas dos figuras tengan espacios y tiempos adecuados. No solemos retirarnos a ningún lugar a idear un plan estratégico, sino que lo hacemos en un día cualquiera, en la aburrida sala de reuniones de la oficina, un lugar que anula cualquier intento del mago por crear. Y luego para llevar nuestro plan  a cabo lo hacemos en un constante trabajus interruptus, entre compañeros que nos solicitan, reuniones bastante improductivas, gente hablando, etc… el artesano no puede trabajar así.

Quizá el entorno de trabajo se tenga que re-pensar en un futuro y adaptar a estas dos figuras, por un lado poder imaginar, por otro poder ejecutar lo imaginado y está claro que la mayoría de las empresas que conocemos no pasan este exámen. Me gustaría acabar con algunos consejos muy sencillos:

  • Para incentivar al mago que hay en cada persona, crea espacios para que emerja la creatividad, salas de reuniones especiales, oficinas atípicas.
  • Lo realmente importante como un plan estratégico, hazlo retirado en algún lugar inspirador, mezcla la naturaleza o el mar, la buena mesa y a tu equipo y tendrás motivación, implicación y buenas ideas.
  • Encuentra lugares para poder ejecutar. Considera el teletrabajo como una forma de poder autogestionarse el tiempo y trabajar por objetivos desde otro lugar que no sea la oficina.
  • Crea ciertas normas en tu oficina para evitar las interrupciones, uno de mis clientes tiene encima de la mesa un vaso verde o rojo dependiendo de si sus compañeros le pueden interrumpir o no.
  • Trabaja por objetivos, se metodológico. Planifica jornadas de trabajo y ¡cumple!. Una de las sensaciones más desalentadoras es no llegar a cumplir con lo que te habías propuesto

Decía un viejo texto que hay un tiempo para llegar y otro para salir, un tiempo para sembrar y otro para recoger, un tiempo para abrir y otro para cerrar. Al igual, dentro de cada uno de nosotros hay un tiempo para idear y otro para ejecutar, no confundas los tiempos, deja que cada personaje se exprese dentro de ti, al fin y al cabo hay un artesano dentro de ti y también un mago esperando darte las mejores ideas.

Mis mejores deseos. César Piqueras