Archivo del sitio

Conversaciones con el Padre Gabriel

Muchos conocéis de mi afición por retirarme un par de veces al año al Monasterio de Santa Maria de Poblet en Tarragona (Más que afición una necesidad!), un monasterio cirtenciense con más de 700 años de historia, patromonio de la humanidad por la UNESCO, en el que siempre encuentro reflexión y el tiempo necesario para escribir. La semana pasada tuve el placer de nuevo de estar allí de nuevo escribiendo un nuevo libro sobre Equipos que escribo con Enric Arola, y que espero que pueda estar en las librerías en breve.

Lo curioso de Poblet es que dentro del silencio de aquellos muros, dentro de la monotonía de los laudes, la plegaria del mediodía, las vísperas, lecturas y completas (aunque no proceso la religión cristiana me encanta acompañar a los monjes en su plegaria), uno siempre se lleva mucho más de lo que pensaba. En general autoconocimiento y traquilidad y en ocasiones, como esta semana pasada conocer a personas extraordinarias.

El Padre Gabriel, como yo, era un huesped de la pequeña hospedería del Monasterio durante toda la semana. Con sus 65 años y paso lento, Párroco de una pequeña región, luce una bondadosa sonrisa siempre que hablas con él. Su país Ecuador, la región del Volcán Chimborazo. Entre otras cosas me transmitió con bondad varios aprendizajes mientras caminábamos por la estupenda viña que rodea el Monasterio de Poblet. Yo, los llevaré al terreno de la empresa, que anda necesitada de cambio y determinación en estos tiempos:

-La Misión. El Padre Gabriel tiene una misión clara, la replobación de camélidos para el desarrollo de la comunidad indígena. Me explicó que los camélidos eran las llamas, una especie autóctona de los Andes, que ha visto reducida su población drásticamente. El compromiso del Padre Gabriel es extraordinario, te sorprende escucharle cuando habla de todo lo que hacen por que florezca de nuevo esta especie. Su asociación Intiñan (Camino de Luz) http://www.llaminguerosintinian.org

  • ¿Cuántas de nuestras empresas tienen misiones extraordinarias, de servicio a algo máyor que la generación de riqueza?
  • ¿Qué nivel de compromiso tenemos sobre nuestra misión?
  • ¿Cuantas veces perdemos el Norte y no somos fieles a nuestra misión.

-La Bondad. El Padre Gabriel ha creado un banco. Es un banco de microcréditos para indígenas. Se nutre de las pocas donaciones que han hecho algunas personas, pero con ello consiguen ofrecer pequeños créditos a indígenas a un interés muy bajo de entre el 6-8%. En los bancos del Ecuador les pedirían el 28% sin pestañear. Mi pregunta fue obvia ¿Qué hacéis con la morosidad?. La plomada y el nivel me dijo. Explicándomelo mejor, me habló de que la plomada y el nivel determinan su forma de funcionar, la plomada significa la rectitud en los pagos y el nivel significa el nivel de servicio a la sociedad. Si una persona no puede cumplir con los pagos, el banco le ofrece todo tipo de flexibilidad si esta persona está sirviendo y ayudando a la sociedad indígena.

  • ¿Cuánta bondad hay en nuestro sistema socioeconómico?
  • ¿Dirigimos nuestras empresas con bondad?
  • ¿En qué medida nos valoramos a nosotros mismos y a los demás por cuestiones materiales?
  • ¿En qué medida nuestras empresas, gobiernos, podrían valorar / premiar más la actitud de servicio de muchas personas/empresas? ¿Deben pagar los mismos impuestos todas las personas y empresas?

La Determinación. Su paso lento y calmado no escondía otra cosa que una gran determinación y confianza en lo que hacía, no tituveaba al hablar sobre sus proyectos, confiaba en sí mismo y en las personas que formaban parte de su comunidad de indígenas.

  • ¿Qué grado de confianza tenemos en nosotros mismos?
  • ¿Cómo es nuestra determinación con nuestro proyecto empresarial?
  • ¿En qué medida confiamos en todos aquellos que forman parte de nuestro proyecto empresarial?

Hablando con él mientras paseaba, me dijo “El dinero tiene que estar por detrás de las personas y nunca por delante, ya que nos nubla la vista. El amor tiene que estar siempre delante de las personas”.
Resuenan en mi estas palabras unos días después, ¿Cómo serían nuestras empresas si el amor y la bondad fueran dos de sus valores fundamentales?

Así que uno se pone a reflexionar sobre aquello del liderzgo ¿Qué es el liderazgo? Conociendo al Padre Gabriel, vienen a mi memoria tres palabras: Misión, Bondad y Determinación.

Te contaré un secreto…

Esta mañana me preguntaban sobre la cualidad que más destacaría hoy día en un líder: Después de barajar algunas, dije: La bondad.

La bondad es la inclinacion natural a hacer el bien, es una actitud más que una habilidad o conocimiento, es una predisposición interior a desear lo mejor para el otro y hacer lo posible porque lo consiga.

Desde la bondad somos capaces de generar confianza, compromiso y capacidad de afrontar el cambio, gracias a la bondad somos capaces de valorar al otro, de conectar de forma sincera con los demás y de establecer lazos profesionales y personales con todo nuestro equipo.

En aquellas empresas en las que no hay bondad, no hay compromiso. Si un líder carece de la inclinación natural a hacer el bien, tarde o temprano su empresa tendrá problemas, su equipo acabará desmotivado.

Bondad no es sinónimo de ingenuidad, la ingenuidad es muy nociva para los proyectos empresariales, la bondad sin embargo es la tendencia a hacer que las cosas salgan bien.

Algunas personas confunden la bondad con la entrega incondicional. Las personas bondadosas saben fijar límites, decir que no y retirarse a tiempo, pues saben que es lo bueno y beneficioso para el sistema.

Las personas bondadosas, mediante su vocación de servicio al otro, consiguen la vinculación emocional y la entrega de los que están a su alrededor, por tanto el éxito empresarial o personal.

La bondad disipa el miedo, ya que la bondad es una actitud amorosa y el miedo es la ausencia de amor.

Escuché hace tiempo que los mejores directivos son las mejores personas. Tomé esta frase como cierta nada más escucharla, sería lamentable vivir en un mundo con poca bondad, hay tanto por hacer y por construir que la bondad y la actitud de servicio debe de ser el camino a seguir. Ahí va un regalo de dos minutos del monje vietnamita Thich Nhat Hanh, un ejemplo de liderazgo basado en la bondad.

Que tengas un gran día,

 

 

¿Dónde está el liderazgo?

Algunas personas confunden liderazgo con dirección, sin embargo el mejor de los dirigentes de un pais puede ser un pobre ejemplo de liderazgo. El liderazgo está dentro de cada persona, no se puede comprar o negociar. El liderazgo es una cualidad que podemos ver en cada persona con la que interactuemos, pero que sólo podremos ver, cuando la reconozcamos en nosotros mismos

Un líder no es más líder por el número de seguidores que tiene, sino por su capacidad para ser congruente consigo mismo, para ser auténtico, por lo tanto, todos podemos ser líderes, todos y todas. Cuanto más nos acostumbremos a mirar a las personas como líderes más líderes veremos a nuestro alrededor. Cuando una sociedad carece de liderazgo auténtico todos sus sistemas acaban por no funcionar, el liderazgo auténtico está relacionado con la capacidad de creer en nosotros mismos y con la bondad en cada acto que realizamos.

Es muy fácil perder autenticidad, cada acto que carece de bondad nos resta autenticidad, además de credibilidad ante todas las personas que nos rodean. Quizás una de las mejores salidas a cualquier situación, sea la vuelta a valores tan necesarios como la bondad, la autenticidad y la transcendencia en todo lo que hacemos. Sabrás que has conseguido liderazgo cuando consigas ver más líderes a tu alrededor, cuando cada día puedas mirar al líder que se esconde detrás de la máscara que llevamos puesta.

Si no consigues ver el líderazgo dentro de cada persona que te rodea, es porque quizás todavía no hayas reconocido al líder que vive dentro de ti.

Mis mejores deseos