Hay mil teorías sobre la gestión del cambio, pero hoy quiero hablarte de mi experiencia personal.

Hay un momento en todo proceso de cambio y evolución profesional, personal o empresarial en el que se siente el vacío. Si algo he aprendido de aquellos profesionales que mejor han sabido gestionar el cambio en sus empresas, es que han sido grandes ejemplos en saber sostener, aceptar y sacar partido de ese vacío. Así lo he vivido a lo largo de mi vida y así me gustaría transmitirte mis pocos aprendizajes.

Hay uno de estos cuatro personajes que de verdad está en un momento crítico y comprometido.

Lo has adivinado, el que señala la flecha.

  • El primer individuo, se encuentra antes de cambiar (zona A), en una posición bastante cómoda (aunque eso sí, sabiendo que se enfrenta a un abismo que tarde o temprano habrá que cruzar).
  • El segundo individuo todavía no se ha comprometido del todo, ya que aún podría volver atrás, pero ha comenzado, que es lo importante.
  • Sin embargo el tercero ya no encuentra vuelta atrás, no le sirve lo que tenía (pues no puede volver a A), todavía no tiene lo que desea (pues no ha alcanzado B). Como diría Perls se encuentra en un impasse, un lugar en el que la ansiedad e incertidumbre son palpables y sentidas (Por cierto, Perls definía la ansiedad como la brecha entre lo que tienes y lo que deseas)
  • El cuarto individuo ya se encuentra en la otra parte del cambio, ha cambiado de forma exitosa y ahora lo que seguramente tendrá será una sensación de satisfacción (momentanea), hasta que aparezca otro cambio.

Cuando en tu equipo, en tu empresa, en tí, sientas la incertidumbre, la ansiedad y esa angustia que caracteriza al impasse, la clave está en sostenerla. Llega un momento, en que uno se puede permitir incluso disfrutar de ese vacío, vivirlo plenamente y saber que es tan necesario como las otras fases. Si algo podemos hacer es dar la bienvenida al cambio, provocarlo en muchos casos y evolucionar como personas, profesionales y organizaciones hacia lugares en los que sintamos que podemos dar lo mejor de nosotros mismos. Un buen gestor de equipos, ha de ser un maestro del cambio, de lo contrario el equipo se quedará estanco y pasivo, entrenarnos en esta materia es fundamental en cualquier empresa.

Vivimos grandes tiempos de cambio, sobretodos cambios de paradigmas empresariales. ¿En qué fase del cambio te encuentras?, ¿Cuántos cambios hay ahora mismo en tu empresa?, ¿Cómo te llevas con el vacío existente en todo cambio?

Mi mejor consejo para tí, sería “ENAMORATE DEL CAMBIO”, aprende a disfrutar del vacio que precede al éxito, vive intensamente, incluso en el vacío. Un vacío que en Gestalt hemos decidido llamar “vacío fértil” porque desde éste nacen multitud de experiencias.

Mis mejores deseos en aquello que emprendas,

César

 

 

Anuncios

Acerca de cesarpiqueras

Autor de varios libros sobre liderazgo y productividad y ventas. Conferenciante, y coach ejecutivo senior AECOP, CEO de Excélitas Global www.excelitas.es, certificador de coaches y Presidente de AECOP Levante EMCC Spain

Publicado el 07/10/2011 en Coaching ejecutivo, Crecimiento personal, Liderazgo y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Gracias César, tú tan instructivo como siempre, yo estoy en el impasse famoso , y gracias a tu post acabo de darme cuenta (conscientemente) de ello, eres un mago de los cambios!! Un saludo desde Novelda

    Belén Máñez

  1. Pingback: No te adaptes al cambio | cesarpiqueras

  2. Pingback: Porqué nos cuesta tanto cambiar | cesarpiqueras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: