Archivo del sitio

Enfocar o no enfocar, ¡esa es la cuestión!

Al ofrecer productos y servicios a un mercado, ¿qué es mejor, enfocar o no enfocar, ser especialistas o generalistas? Muchos profesionales siguen estrategias distintas a la hora de conseguir sus objetivos, dependiendo de los resultados que piensan que van a obtener. A la hora de ofrecer productos y servicios al mercado ¿Qué se valorará más, qué hagas un poco de todo o que lo que hagas sea único y exclusivo?

Por ejemplo, ¿Qué llamaría más tu atención, un restaurante que tuviera un poco de todo, o uno que fuera especialista en un tipo de cocina, o en un plato en concreto?

Siguiendo con el ejemplo de la comida, ¿Preferirías ir a un bar en el que hacen el mejor pulpo a la gallega de toda España y prácticamente nada más, o prefieres un bar que tenga un poco de todo? En la hostelería, creo que por muchos motivos, pero el principal de ellos es la cantidad de productos perecederos que desperdiciamos, la estrategia debe de tender a ser especialista. Seguro que te gustaría ir a una taberna de la que se dice que hacen las mejores croquetas de toda España, la tienes en Coruña, Taberna la Bombilla  ¿Te apetecería comer en un restaurante, que gira alrededor del queso como materia prima? Lo tienes en Madrid, el Cheese Bar en la calle José Abascal, 61.

Pero si miramos a otras profesiones…Si tuvieras que contratar un abogado para el tema de las preferentes, ¿Preferirías uno generalista o uno especializado en este tipo de casos?

hacer diana

Muchos negocios nos demuestran que hoy día el cliente busca una experiencia única y especial, y esto por regla general los especialistas lo saben hacer mucho mejor. Sin embargo, el que elije una estrategia especialista, debe asumir que estará perdiendo a corto plazo muchos clientes que podrían haber consumido sus productos o utilizado sus servicios, si hubiera tenido más variedad. Es un riesgo sin duda, de nosotros depende. El generalista asegura que entre toda su variedad su abanico de clientes será más amplio.

Por eso mismo, y sin encontrar una solución para este post, repito su título: Enfocar o no enfocar, ¡esa es la cuestión!

Keep walking

 

 

 

 

 

 

Éxito = Preparación + Oportunidad

El éxito es el cruce entre la preparación y la oportunidad. En algunas ocasiones queremos mejorar nuestros resultados, y no somos conscientes de que estos dos factores nos pueden ayudar a mejorarlos.

Preparación

La preparación es algo interno, forma parte de ti, o estás o no estás preparado para asumir algo. Prepararse es una elección, tú puedes decidir si lo haces o no. Este 50% de la suma es bien sencillo, si estás comprometido/a te prepararás para el éxito. ¿Te has formado lo suficiente?, ¿Has leído lo suficiente?, ¿Eres un experto/a en la materia?. Recuerda que se trata de caminar un poco más lejos de lo que lo harían los demás, son muchos los que tiran la toalla cuándo las cosas se ponen difíciles ¿Y tú? ¿estás dispuesto/a a caminar esa milla extra?

Recuerda: Prepárate, fórmate, hazte un experto/a en la materia.

exito

Oportunidad

Las oportunidades nos vienen del entorno eso es innegable. Pero ¿Podemos hacer algo para ir a su encuentro?, ¿Podemos encontrar las mejores oportunidades? Seguro que sí. Las oportunidades no van a venir a nosotros a no ser que nosotros no vayamos a ver dónde están. En ocasiones nos movemos en círculos en los que es difícil que aparezcan oportunidades ¿por qué no movernos por otros círculos? Ya que una parte de conseguir estas oportunidades depende de ti, es momento de investigar, buscar, relacionarte y hacer una labor de “sabueso de oportunidades”, al estilo del mejor coolhunter ¿Dónde están las oportunidades? Te puedo asegurar que hay, y muchas. Se trata de saber buscar. Es innegable que cada época tiene sus oportunidades, y que en unas ocasiones hay más y en otras menos, pero haberlas, haylas.

Me recuerda a cuándo te compras un coche nuevo, al día siguiente parece que todo el mundo lleve un coche como el tuyo. Con las oportunidades pasa exactamente lo mismo, cuánto más te centras en ellas, más consciente eres de las que pueden haber a tu alrededor.

Después de todo, es cuestión de estos dos factores PREPARACIÓN + OPORTUNIDAD ¿te apuntas?

Keep walking

 

El arte de emprender. Conferencia

Emprender es un arte, y hay algunas claves que el emprendedor puede poner en práctica para lograr lo que se propone. En esta conferencia en la Facultad de Economía de Valencia, hablé sobre esto, a ella asistieron emprendedores, creadores de startup y personas con inquietudes en este ámbito, así como personajes relevantes dentro del social media.Puedes ver un resumen de esta conferencia en el siguiente video:

Cesar Piqueras conferencias

Hay temas centrales en todo emprendedor, cuestiones clave que le pueden ayudar a tener éxito. Entre ellas cabe destacar:

-El nivel de confianza en el proyecto. Es la cuestión central, a más nivel de confianza, más probabilidades. De la confianza dependerá la motivación y convicción al hablar del proyecto.

-La estrategia de Marketing. ¿Cómo hacer para lograr atraer y fidelizar clientes? ¿Cómo conseguir el efecto boca-oreja?

-¿En qué medida el proyecto es útil para otros? En algunos casos, muchos proyectos son meros caprichos de sus creadores, pero que no acaban siendo útiles para el público. El emprendedor debe de mantener el equilibrio, entre algo que le apasione hacer y que sea útil para otros.

-La mejora continua. Una buena parte de proyectos acaban por no durar más de tres años, porque sus creadores son incapaces de reinventarlos y mejorarlos. En momentos tan convulsos como los actuales, la mejora continua es un imperativo para emprendedores y empresas, y por tanto cada cierto tiempo hay que reinventar el modelo de negocio, probar nuevas vías y diversificar el riesgo que estamos corriendo.

La conferencia y otros eventos interesantes de la jornada fueron organizados por webmetrics, dentro de su archiconocido evento y trending topic nacional Horchata & Twitts

Keep walking

 

El parto. El momento más difícil del emprendedor

Todo emprendedor sabe que las ideas mientras que están en la mente, son relativamente fáciles de gobernar. Se puede jugar con ellas e incluso permitirse cambiarlas a gusto. La mente nos ofrece una flexibilidad que el mundo real no tiene. Sin embargo, para saber si las ideas que tenemos serán acogidas por el público al que destinamos nuestros productos o servicios, debemos de ser capaces de hacerlas realidad, al menos para testear su validez. El conocido verbo “Validar” ahora más que nunca de moda. Si no lo has escuchado tres veces en el último mes, es que estás obsoleto/a, debes leerte este libro.

La forma de poner en práctica un proyecto ya no es de la noche a la mañana, las cosas se analizan, contrastan y se corrigen en su evolución, asegurándose de que el público acogerá nuestra idea, porque previamente les hemos preguntado (Aún así, más que respetable la frase de Steve Jobs cuando decía que no le gustaban los estudios de mercado, porque la gente no sabe lo que quiere hasta que se le muestra)

Con la validación, hemos dulcificado el parto, hemos tomado medidas en el camino para que todo salga bien, hemos hecho todas las pruebas necesarias (o casi todas!). Aún así hay que estar preparados para cualquier contratiempo. Recuerda que la adversidad y el emprendedor son compañeros inseparables.

Qué conseguimos al validar un proyecto:

-Saber qué necesitan realmente tus potenciales clientes.

Enriquecer nuestro proyecto con ideas que no habíamos pensado.

-Ser más capaces de conseguir financiación.

Corregir desviaciones del proyecto original.

-Ir calentando motores perdiendo el miedo al día de lanzamiento.

Crear un proyecto sólido fruto de muchas reflexiones, opiniones y puntos de vista distintos al tuyo.

Este video lo explica bastante bien

Captura de pantalla 2013-08-13 a la(s) 14.38.35

Keep Walking