Archivo del sitio

No hay viento favorable… Problemas en la Gestión del Tiempo

Solemos trabajar muchas horas, dicen algunos estudios que trabajamos dos horas más de las necesarias cada día, para hacer el trabajo que realizamos. Dicho de otra forma, tiramos a la basura dos de nuestras horas en el puesto de trabajo. Procrastinamos, desperdiciamos dos horas cada día… 450 horas laborables cada año ¿imaginas cuánto serías capaz de hacer con 450 horas?

Gestionar el tiempo se ha convertido no sólo en algo que está de moda, sino en una necesidad. A todos nos gustaría poder acabar el trabajo cada día, poder llegar a conseguir realizar aquellas tareas que tenemos en agenda. A todos nos gustaría poder llegar a casa a una hora decente y hacer que la palabra conciliación cobre sentido. Por este motivo, son muchos los que están empezando a formarse en métodos de gestión del tiempo que les ayuden a ser mejores profesionales.

Un área de mejora que detecto en algunos de los profesionales con los que trabajo, es que empezamos nuestros días de una forma demasiado flexible, nos permitimos una conversación innecesaria, leer el email detenidamente y contestarlo a primera hora, empezar el día con cualquier tarea, y un sinfin de comportamientos que son excelentes ladrones de tiempo. De esta forma, cuando el día empieza a acabar, nos damos cuenta de todo lo que teníamos que hacer y no hemos hecho. Es entonces cuando nos quedan dos opciones. La primera, quedarse hasta tarde para acabar las tareas. La segunda, irse a casa decepcionado por no haber cumplido con tus objetivos ¿Te ha ocurrido alguna vez?

www.excelitas.esMi visión personal es que el tema de la Gestión del Tiempo no se está tomando demasiado en serio por la mayoría de empresas y profesionales. Todavía somos poco conscientes, de que lo único que tenemos es tiempo: vida. Y que si no somos capaces de sacar el máximo partido de este tiempo que se nos ha dado, nuestras empresas no serán rentables, y nuestra vida será menos completa.

Todos los profesionales, trabajen en una empresa por cuenta ajena o por cuenta propia, deben ser conscientes de que su tiempo es el único recurso, el único, que hace posible todo lo demás. No sacar el máximo partido de tu tiempo es algo que no te puedes permitir.

Respeta tu tiempo y respeta el de los demás, empieza a organizar, programar y cumplir con aquello que para tí es importante. No digas más aquello de trabajo “XX” horas, porque no es un indicador de tu productividad, en muchos casos, es un gran indicador de lo contrario…. Lo que realmente nos indica cuánto de productivo has llegado a ser, es qué objetivos has conseguido y en cuanto tiempo lo has hecho.

Nos seguimos leyendo, keep walking.

 

Anuncios

6 Claves para Mejorar tu Productividad

A medida que aumentan nuestras demandas y las estructuras se aplanan en las organizaciones, todos llenamos nuestras agendas cada día, con la sensación de que las llenamos más que las vaciamos. La virtud, no consiste sólo en saber planificar, sino también en saber sacarse el trabajo de encima. Ahí van algunos consejos fruto de la experiencia:

1) Planifica a vista de pájaro. Toma una hoja y anota de una forma ordenada y por categorías todo lo que tienes que hacer en los próximos uno o dos meses (reuniones y citas no cuentan, las tienes que hacer sí o sí. En todo caso “preparar una informe para una reunión”, sí es una tarea que anotarás).

2) Elige de esa lista, qué vas a hacer esta semana. Pásalo a una hoja, en esta, aparecerán sólo aquellos objetivos a los que te comprometas a cumplir la semana que empieza.

3) De tu planificación semanal, elige qué vas a hacer hoy (deja un 20% de espacio en tu agenda para imprevistos y tareas que se alargan más de lo previsto)

4) De lo que vas a hacer hoy, céntrate en lo que harás en las próximas dos horas. Y cuando hayas acabado en las próximas dos horas…. y así sucesivamente.

5) Y ¿Qué harás en las próximas dos horas? Lo más difícil, complicado o que menos te apetezca. Cómete el sapo, no hay otra. Ya habrá tiempo para hacer las tareas con las que más disfrutas.

6) Por cierto, un consejo extra es que mientras haces todo esto, NO CONSULTES EL EMAIL, puedes hacerlo cada dos horas, entre intérvalos.

 
Ser productivos cuesta muchos esfuerzos, pero no serlo…

Stay on track. César Piqueras