Archivo del sitio

¿Qué te diferencia?

Es muy atrevido decir que el mundo está lleno de empresas que venden lo mismo (o muy similar!). Esta afirmación no gustará nada a los directores de Marketing que día a día tratan de que su empresa marque una diferencia. El exceso de oferta hace que la diferenciación sea una estrategia obligatoria para una empresa. Saber qué hacer y cómo para diferenciarse es otro tema. Pero si no lo logramos, nuestros clientes potenciales pueden hacer cierta esa frase “todos hacen lo mismo”.

Sin embargo, muchas veces nuestros diferenciadores están a la vista y no somos capaces de verlos, nosotros mismos consideramos nuestros productos y servicios iguales o muy parecidos a los de otras empresas…

“sin caer en la cuenta de que hay factores únicos que hacen de tu empresa, producto o servicio una experiencia irrepetible”

Lo primero que una empresa debe tener en cuenta además de un producto o servicio extraordinario es ¿Cómo vamos a diferenciarnos? 

En la relación comercial, muchas veces tampoco aprovechamos nuestros diferenciadores cada vez que visitamos a un cliente e insisto, existen. Conozco empresas con 50 años de experiencia ¿No es este un gran diferenciador? 

Otras trabajan con clientes de primer nivel, número uno a nivel mundial ¿No es este otro diferenciador? 

Otras invierten un 30% de sus beneficios en I+D ¿no es este un diferenciador? 

Otras han recibido un premio o distinción en el último año ¿no es este otro diferenciador?

Estos y muchos más, son factores que diferencian tus productos o servicios, aprovéchalas en la relación comercial con tus clientes.

Si te ha gustado este post, coméntalo o comparteló, estaré encantado de responder a tus comentarios.

Keep walking

Anuncios

Cualquier producto es susceptible de ser mejorado

Hace unas semanas tuve el placer de reunirme con Luís Bassat, una de las frases que más recuerdo de nuestra reunión en Barcelona es “Cualquier producto es susceptible de ser mejorado” y la verdad es que pronto vi que tenía toda la razón…Otro tema es que nos demos cuenta o queramos mejorarlo. Desde entonces, no dejo de pensar en cómo mejorar todo producto que pasa por mis manos, desde un paquete de pañuelos de papel a una botella de agua. Puedes leer algunos libros de Luís Bassat, entre ellos “El libro rojo de la Publicidad” y “El libro rojo de las marcas”, dos de sus grandes, entre otros.

luis bassat

En estas semanas, he realizado algunas reuniones con product managers en las que nos hemos enfocado a la mejora del producto y tengo que decir que los resultados han sido asombrosos. Luís tenía toda la razón, cualquier producto es susceptible de ser mejorado. Si Steve Jobs no hubiera tenido este tipo de actitud seguiríamos utilizando productos tecnológicos con poco valor añadido, no existirían muchas de las cosas que ahora mismo utilizamos cada día.

En un mundo en el que la diferenciación es la clave ¿Por qué motivo no mejoramos nuestros productos o servicios?… Aquí caben todo tipo de excusas… no tenemos tiempo… si ya funciona bien…para qué mejorarlo…mejorarlo tiene un coste…

ENunca te preguntes por lo que cuesta hacer algo, sino por lo que cuesta no hacerlo. Y en tema de mejora de producto, pecar por omisión suele salirnos muy caro. Algo de inteligencia comercial nos hace falta. Cuando nos negamos a mejorar la calidad, embalaje, aplicaciones, diseño, coste de un producto estamos cometiendo un grave error, de alguna forma hemos dejado de amar lo que hacemos. Te daré un consejo: mejora, mejora, mejora

Keep walking

Se vende sólo…

Cada vez que escucho esta frase me pongo a temblar. Cuando alguien me dice “Este producto se vende sólo” sé que se encuentra en la antesala de un importante fracaso. Pensar que nuestros productos y servicios no necesitan del marketing y las estrategias comerciales para su difusión, es muy, demasiado aventurado.

Vivimos tiempos de exceso de oferta y escasez de demanda, siendo así ¿Cómo pretendes que algo se venda sólo?… mientras que tú estás tratando de venderlo, hay quince empresas como la tuya haciendo lo mismo, quizás el producto / servicio no sea el mismo… pero están convenciendo a tu potencial cliente. Más aún, a lo mejor hoy no necesitas realizar esfuerzos comerciales por vender tus servicios, pero mientras que tú utilizas esta estrategia, debes saber que muchos otros están tomando ventaja en este aspecto. Por lo tanto, marketing y estrategia comercial, sí o sí. Tenemos que seducir (artículo) a nuestro potencial cliente.

Touch pad concept

Esto no quiere decir que no crea en la diferenciación como base para tener éxito, todo lo contrario, si consigues diferénciate, tendrás ventaja. Pero de ahí a decir que “se vende sólo” hay un largo camino.

Los mejores productos en manos del director de marketing equivocado acaban por no tener mucha vida. Al igual que las mejores campañas de marketing no conseguirán hacer viral un producto mediocre.

Por este motivo, tres tareas principales para cualquier empresa o profesional: diferénciarse, marketizarse y comercializarse.

Keep walking