Pequeñas prácticas, grandes resultados

El día 1 de Enero es un gran día para empezar el año entrante con tus mejores intenciones. Desde hace bastantes años vengo escribiendo en estas fechas, en una pequeña libreta, mis “Intenciones 2006”, “Intenciones 2007″… y así hasta hoy “Intenciones 2012”. El dia 1 se convierte en un gran día, ya que suelo repasar mis objetivos para el año anterior, ver cuales he cumplido y cuales no y programar mis objetivos para el año siguiente. Además, tengo la suerte de compartir con mi pareja esta práctica, por lo que resulta ser un momento extraordinario para los dos, en el que celebrar y programar nuestros objetivos para el año entrante.

Los años me han enseñado a ser realista con mis objetivos, pero también a no acomodarme y a querer ir siempre un poco más lejos. Suelo repasar esta libreta varias veces al año, para saber de esta forma si los objetivos para cada año se están cumpliendo. Muchos de estos objetivos entran dentro del plan estratégico de Excélitas en todo lo que se refiere a indicadores de gestión, por lo que tendremos que trabajar con ellos más a fondo durante cada semana del año. En algunos casos descubro que quizá un objetivo inicial no se cumplió por que en realidad no me motivaba lo suficiente, pero sin embargo acabé cumpliendo otros e incluso sobrepasándolos. Lo importante de fijarse objetivos no es sólo cumplirlos, sino que además nos servirán para afianzarnos en lo que deseamos. En mi caso, llego a cumplir casi el 90% de los objetivos que allí escribo.

No me gusta depender demasiado del resultado, vivir pendiente del mismo puede ser una de las principales causas de infelicidad según demuestran algunos estudios, pero tampoco soy de los que se dejan llevar, me considero más bien ambicioso en ese aspecto. He descubierto que para mi la clave está en planificar y programar lo necesario, para que a medida que la vida se va desenvolviendo, yo encuentre satisfacción con todo aquello que me rodea y con los objetivos que consigo.

Aún así también me ha venido bien entrenar la aceptación, no podemos elegir muchas de las cosas que ocurren, pero sí la actitud que deseamos tener frente a ellas. Como decía la frase “Por favor Señor, dame fuerza para cambiar aquellas cosas que puedo cambiar, paciencia para aceptar aquellas cosas que no puedo cambiar e inteligencia para saber la diferencia entre unas y otras”

Seas vendedor, profesional, directivo, empresario, o incluso si estás en situación de desempleo, te recomiendo empezar hoy mismo una libreta de Intenciones, escribe en ella tus objetivos ya sean económicos, actitudinales, de desarrollo personal o profesional, etc… y si además puedes, compartelo con alguien a quien quieras.

Un fuerte abrazo y mis mejores deseos para el 2012

Imagen

Anuncios

Acerca de cesarpiqueras

Autor de varios libros sobre liderazgo y productividad y ventas. Conferenciante, y coach ejecutivo senior AECOP, CEO de Excélitas Global www.excelitas.es, certificador de coaches y Presidente de AECOP Levante EMCC Spain

Publicado el 02/01/2012 en Crecimiento personal, Liderazgo, Productividad y eficacia. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: