Cuida tu sabio interior

He comprobado varias veces el efecto de los medios de comunicación y el entorno sobre mi rendimiento, motivación y productividad. Sin ir más lejos, ayer un par de  horas antes de un programa de formación para un equipo comercial estuve viendo parte del telediario del mediodía. Antes de 5 minutos notaba dentro de mi una sensación nada cómoda que me pedía a gritos que dejara de ver tantas noticias negativas, cambié de canal y me quedé con una entrevista a un catedrático que hablaba sobre economía (en la 2), más de lo mismo durante casi 15 minutos, negatividad, pesimismo, crisis… desgraciadamente me olvidé de cambiar de canal.

Media hora después me descubrí a mi mismo alojando varios pensamientos negativos sobre el futuro, algo que no me ocurría hacía bastante tiempo. En seguida me dí cuenta de que los pensamientos no habían venido por sí solos, sino como respuesta a todo lo que mi cerebro había estado procesando unos minutos antes mientras veía las noticias.

Es fácil tener mejores resultados, cuida tu entorno, cuida de tu sabio interior. Hay personas con las que después de hablar 5 minutos acabas completamente contagiado de malas noticias, falta de motivación y queja o reactividad (lo contrario a la proactividad), sin embargo con otras después de 5 minutos de conversación te contagian entusiasmo, pasión, posibilidades… ¿Qué los diferencia?

Mi pregunta para tí es ¿Quieres ser un agente del cambio o te quieres quedar anclado a la queja?. Nada te va a sacar de donde estés, nada ni nadie va a cambiar tus resultados empresariales, nada va a hacer que mejoren tus ventas, situación económica u otros. El único que puede hacerlo eres tú. Tu sabio interior en definitiva te va a devolver lo que le des. El cerebro procesa información, la almacena y aprende. De esta forma estamos casi constantemente aprendiendo mientras vemos cada vez noticias más morbosas, sangrientas y otras incluso con poco sentido o valor real (vease la última hornada de programas del corazón, islas de famosos, etc…). El problema es que de poco sirve lo que aprendemos cuando no nos ofrece nuevas ideas, proyectos, posibilidades para poner en práctica.

¿Quieres más motivación?

-Aléjate de lo que te desmotiva, elije ver sólo lo que te puede ayudar a ser mejor cada día. Apaga el televisor más a menudo.

-Cuando alguien empiece a hablarte de lo mal que están las cosas, aléjate! (mantente lejos de los vampiros de energía)

-Lee a los grandes, biografías de Mandela, Gandhi, R.Brandson, M.Teresa, V.Frankl, E. Shackleton y muchas más de personas que consiguieron cambiar la realidad en momentos difíciles.

-Si quieres quejarte, HAZLO, pero acota el tiempo y hazlo de verdad. Quince minutos de queja constante y luego se acabo. fin de la queja. No permitas que la queja se cuele en tu día a día, conversaciones, pensamientos.

-Piensa más a menudo que la realidad no existe, que cada uno tiene la suya. Hay quien ve escasez y hay quien ve abundancia en el mismo escenario. ¿Quién elijes ser?

Anuncios

Acerca de cesarpiqueras

Autor de varios libros sobre liderazgo y productividad y ventas. Conferenciante, y coach ejecutivo senior AECOP, CEO de Excélitas Global www.excelitas.es, certificador de coaches y Presidente de AECOP Levante EMCC Spain

Publicado el 17/06/2011 en Crecimiento personal, Liderazgo, Productividad y eficacia y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. 3 comentarios.

  1. Nuestros pensamientos “nos pertenecen” y nosotros les “pertenecemos” a ellos. El juego es aprender a reconocerlos, entendiendo que NO SOMOS ellos y sabiendo que les podemos utilizar a nuestro favor, igual que ellos -a veces- se comportan cuando tiranos, y si nos ponemos a su servicio…. estamos perdidos.

    Muchas gracias por invitarnos a observar-nos y a “recordarnos” que siempre podemos ELEGIR. Gracias y un abrazo, César.

  2. Eduardo Arcos

    Aunque valoro mucho el mensaje, no estoy de acuerdo del todo con el fondo. Aunque nuestros pensamientos pueden transformar la realidad, esta es tozuda y si existe. últimamente vivimos bajo el axioma de que todo es opinable y eso no es cierto. Si me permitís el ejemplo de perogrullo las mesas tienen cuatro patas y eso no es opinable, y es nuestra voluntad y algunas herramientas y conocimientos las que nos permiten cambiarlas y convertirlas en taburetes. Es tan solo una opinión.

  3. Aitor Ibáñez

    Efectivamente. Hay que intentar rodearse de gente que transmita esa positividad de la que hablas, aunque no siempre se pueda y a su vez alejarte o estar el menor tiempo posible de las personas que o bien te anulan o absorven tu energía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: